La salud de las hipotecas se recupera

Tras una etapa de ciencia ficción en lo que a mercado inmobiliario se refiere (nos referimos, por supuesto, al boom que se produjo entre 2005 y 2007), parece que el sector comienza a moverse velocidad lenta pero con pasos decididos y sobre suelo firme: las hipotecas y los precios y ventas de vivienda crecerán hasta el punto de, según estudio de la AHE (Asociación Hipotecaria Española), superar el medio millón de préstamos hipotecarios.

En concreto, la AHE maneja una horquilla de entre 400.000 (como mínimo) y 750.000 (a lo sumo) hipotecas al año para 2020, lo cual tendrá un impacto positivo en sector de la banca, pues en los últimos años estas entidades han pasado a gestionar una cifras en millones de euros en torno a un 33% inferior a las correspondientes a la etapa anterior al boom inmobiliario (de un billón de euros a menos de 700.000).

La compraventa de vivienda crecerá

Muchos son los factores que impulsarán la venta de viviendas: en un marco general, se espera que el paro se reduzca a un ritmo similar al que ya lo está haciendo (en agosto, a pesar de que se sumaron nuevos inscritos a las oficinas de desempleo como ocurre cada año en ese mes, esta cifra fue la menor en años), además de un crecimiento del PIB que se producirá de manera firme. De igual modo, los bancos ya no conceden crédito con tanto recelo como durante años anteriores, lo cual genera mayor confianza y liquidez por parte de los inversores.

Por contra, y aunque no se espera que tales circunstancias vayan a mermar estas previsiones de la AHE, debemos de estar atentos a la calidad del empleo (la temporalidad de este ha crecido y ello se traduce en menor estabilidad por parte del consumidor), o la “cultura del alquiler” que, a pesar de haber crecido en nuestro país, aún esta muy lejos de los niveles de la mayoría de países europeos.

Teniendo en cuenta lo anterior, y marcándonos  de nuevo como referente el año 2020, la AHE estima que la venta de casas se mueva en cifras que se comprenderán entre 600.000 y 800.000 unidades, lo que significaría un 70% más con respecto a 2013. A este respecto, es importante mencionar que las hipotecas supongan un porcentaje mayor de las compras de vivienda, pues durante los años de la crisis muchas de ellas se han realizado sin necesidad de préstamo hipotecario.