El Euribor alcanza mínimos históricos

precio-euribor-minimos-historicos

Tras la marea que supuso el pinchazo de la burbuja, parece que las aguas alcanzan la orilla más tranquilas que nunca. La acentuada bajada del Euribor causada por la premeditada bajada del valor del euro, entre otras causas, ha provocado que las hipotecas que se conceden actualmente sean mucho más accesibles, al menos en cuanto a sus intereses, que en los años recientes.

A este índice hay que añadirle un porcentaje que haya pactado el cliente con el banco, y no supone en ningún caso que el banco “vaya a pagarle” por contratar su hipoteca si el índice euribor es negativo, como es el caso. Con el dato del día 2 de octubre, e ilustrando la situación, un cliente que firmase una hipoteca del euribor más el 1%, actualmente pagaría un 0,929% de interés (1-0,071, que es el valor actual).

Partiendo de la base de que el 2,5% es el mínimo considerado para que una hipoteca les genere beneficios, el margen de rentabilidad que ahora encuentran es mínimo, ya que la mayoría de hipotecas suele sumar entre un 1% y 2% al euribor. Por el contrario, la oferta para el cliente resulta bastante suculenta. A esta situación se suma que, teniendo en cuenta que los intereses de las hipotecas suele pagarse durante sus primeros años de vida, el rédito que obtienen los bancos por hipotecas que se firmaron hace muchos años apenas existe.

La bajada se produce, también, gracias a que el alto nivel de morosidad que se alcanzó durante la crisis, y que en muchos casos aún prevalece, obliga a tomar dos medidas por parte del sector bancario: seleccionar de manera más minuciosa las hipotecas que concede, y mejorar las condiciones para aquellos que sí logran pasar el listón que impongan. Además, los organismos públicos han puesto la lupa sobre sus movimientos, por lo que ahora no se pasan por alto algunas prácticas ejercidas durante la burbuja financiera.

Por todo ello, el actual es un momento propicio para la firma de una hipoteca, siempre fijándose de manera exhaustiva en las condiciones acordadas, consultando siempre a un abogado o notario si algún punto no queda claro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *